Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Bundtcake Napolitano

Hola!! Tengo lista de espera de Bundts esperándome pero no me da la vida, jejeje. Así que poco a poco iré haciéndolos para saber si están ricos y cuando me pidan alguno, siempre ofrecer aquellos que están buenos, por lo menos para mí.

Pues este cumple con todas las cualidades que se le puede pedir a un bizcocho, lo único es que se tarda un poco más en hacerse que el resto, pero no por eso es difícil.

La receta es de Bea Roque y el molde es de Nordic Ware, mis preferidos.

Les enseño fosos del proceso para que se hagan una idea.

Ahí va la elaboración.

INGREDIENTES:

Para la masa de vainilla y fresitas del bosque:

  • 175g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200g de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 210g de harina
  • 1 y 1/2 cucharadita de polvos de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 100ml de leche
  • 3 claras
  • 3 cucharaditas de pasta de fresitas del bosque o frambuesas

Para la masa de chocolate:

  • 125ml de buttermilk
  • 1 huevo
  • 150g de azúcar
  • 75ml de aceite vegetal
  • 90g de harina
  • 25g de cacao en polvo tipo valor
  • 1/4 de cucharadita de polvos de hornear
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 1/4 de cucharadita de sal

ELABORACIÓN:

Para los bizcochos de vainilla y fresa:

1.- Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.

2.- Engrasar el molde de chimenea elegido.

3.- Batimos el azúcar con la mantequilla hasta que tengamos una mezcla cremosa.

4.- Incorporamos la vainilla.

5.- Bajamos la velocidad y le vamos agregando la mezcla de harina, el polvo de hornear y la sal tamizados alternándolo con la leche. Lo haremos de tres veces.

6.- En un bol limpio montamos las claras hasta tener picos firmes.

7.- Incorporamos a mano, con una lengua pastelera, las claras a la  masa del bizcocho. Muy suavemente, con movimientos envolventes.

8.- Vertemos la mitad de esta mezcla al molde elegido y alisamos bien.

9.- A la otra mitad de la masa le añadimos la pasta elegida y mezclamos hasta obtener un color uniforme. Reservar.

Para la masa de chocolate:

10.- En un cuenco ponemos la leche con un chorro de zumo de limón para hacer la buttermilk y reservamos unos 10 minutos.

11.- Batimos el huevo con el azúcar hasta que haya blanqueado.

12.- Incorporamos el aceite y mezclamos bien.

13.- Tendremos tamizada la harina con el cacao, los polvos de hornear, el bicarbonato y la sal y lo vamos incorporando a la mezcla alternándolo con la buttermilk. Empezamos y terminamos con la harina.

14.- Vertemos la mezcla de fresa sobre la de vainilla sin llegar a los bordes.

15.- Después vertemos la mezcla de chocolate encima de la de fresa. Al ser más líquida se me extendió por todo el molde pero la próxima vez le voy a hacer una hendidura en la fresa para que penetre un poco por ella. IMPORTANTE: NO MEZCLAR PORQUE NO ES UN MARMOLADO.

 

16.- Hornearemos durante 45 / 55 minutos, comprobaremos pinchando la masa.

17.- Sacamos del horno y lo dejamos 10 minutos antes de desmoldar encima de una rejilla.

Si, lo sé que tiene muchos pasos, pero ya les digo que merece la pena, la textura no puede ser más esponjosa. No es un bizcocho para sacarte de un apuro pero si te quieres lucir no dudes en hacerlo, merece la pena.

Pasa por mi Instagram para que no te pierdas nada de lo que publico @dolce_gelucha

Y a ser muy felices.