Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Cheesecake de coco sin horno

Hola!! Por aquí hace un calor horrible, es que el verano fuerte en Canarias son los meses de septiembre y octubre, así que les enseño un cheesecake fresquito, que no necesita horno (aunque a mi me da igual encenderlo).

La receta se la vi a @ilovebundtcakes y está muy rica.

La he hecho en un molde desmoldadle de 18 pero si lo haces en uno de 20 te quedará un poco más bajita pero no estará mal.

Importante al hacer los cheesecakes sin horno es respetar los tiempos de nevera, para que cuaje y usar una buena nata, por eso yo he usado la de La Irlandesa, que nunca me falla.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES:

Para la base:

  • 100g de galletas trituradas
  • 25g de coco rallado
  • 60g de mantequilla

Para el cheesecake:

  • 400ml de nata para postres La Irlandesa
  • 300ml de leche de coco
  • 60g de queso crema
  • 4 hojas de gelatina neutra o 6 gramos de gelatina en polvo (esta usé yo, que es un sobre)
  • 150g de azúcar glas
  • 50g de coco rallado
  • 1 cucharada de pasta de coco (yo no le puse porque no tengo)

Para la cubierta de chocolate blanco:

  • 80g de chocolate blanco
  • 1 cucharadita de aceite de coco (si no tienes, un pizca de mantequilla)

Para decorar (opcional):

  • Coco rallado
  • Bombones Rafaello

ELABORACIÓN:

  1. Trituramos las galletas (yo dentro de una bolsa con un rodillo ) y ahí mismo le ponemos el coco rallado y la mantequilla derretida (fundida), mezclamos bien hasta que esté pastoso.
  2. Lo extendemos encima de la base del molde y acomodar muy bien. Reservamos en la nevera.
  3. Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría (si es en polvo, lo ponemos en una taza con cuatro cucharadas de agua fría y a reposar).
  4. Vamos calentando la leche de coco, sin que hierva.
  5. Escurrimos las hojas de gelatina y las ponemos en el cazo de la leche de coco caliente (si es en polvo, añadimos todo, que se habrá solidificado). Mezclamos muy bien y dejamos enfriar.
  6. Montamos la nata que tiene que estar muy fría de la nevera, y le agregamos el azúcar glas.
  7. Batimos un poco, a mano, el queso crema y lo añadimos a la nata e incorporamos. Agregamos el coco rallado y la pasta (si la tienes) y mezclamos muy bien con movimientos envolventes.
  8. Por ultimo, vertemos el contenido del cazo, con la leche de coco ya fría, poco a poco y mezclando bien.
  9. A la nevera entre 4 y 6 horas, yo siempre lo dejo toda la noche y lo almorzamos al día siguiente.
  10. A la hora de servir, hacemos la cobertura fundiendo el chocolate blanco, con el aceite o la mantequilla y decoramos al gusto.

NOTA: si dejas solidificar mucho el chocolate blanco, endurecerá y será complicado cortarlo, asó que es mejor decorar a la hora de servir o un poquito antes (lo digo como experiencia).

Lo recomiendo porque la textura es cremosa y nada gelatinosa (cosa que a mí no me gusta nada). Además, para quien no le guste los cheesecakes con fuerte sabor a queso este es ideal, porque su contenido es mínimo.

No olviden pasar por mi Istagram @dolce_gelucha

Y feliz comienzo de curso escolar  y de mes.