Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Cheesecake de limón con salsa de arándanos

Hola! vamos con una receta que va a dar comienzo a las que veremos en verano, sin horno y claro un cheesecake es ideal.

Esta es una receta que le vi a Anna Olson y la verdad que después de probarla, puedo decir que está muy rica y la salsa, queda espectacular.

El molde que he usado es uno de 18′ aunque puedes aumentar las cantidades y usar uno de 24′. Tiene que ser desmoldable para que todo sea más sencillo, ella le puso papel en el fondo y un aro de acetato por todo el borde del mismo, pero yo no, porque al usar un molde de Lekué de silicona, no hace falta nada de esto.

Tiene dos procesos sencillos, el del cheesecake y el de la salsa de arándanos. Esta última yo la hice el mismo día que íbamos a comerlo, pero lo pueden hacer antes y tenerla en la nevera.

Y también es importante hacerlo el día antes de consumirlo, para que lo puedas dejar toda la noche en la nevera o como mínimo que esté seis horas.

Ahí van las recetas:

INGREDIENTES:

Para la base del cheesecake:

  • 250g de galletas (yo usé las tipo Digestives)
  • 75g de mantequilla si sal La Irlandesa

Para el cheesecake:

  • 170ml de nata para montar La Irlandesa
  • 500g de queso crema
  • 90g de azúcar glas
  • 80g de nata fresca
  • 15 0 20ml de zumo de limón
  • 1 cucharadita de vainilla (yo no la puse)

Para la salsa de arándanos:

  • 125g de arándanos frescos
  • 25g de azúcar
  • Un chorro de zumo de limón
  • Una cucharada de agua
  • 1 cucharadita de maizena

ELABORACIÓN:

  1. Vamos a comenzar por la base y para ello derretimos la mantequilla en el microondas y trituramos las galletas. Depués unimos las dos cosas  hasta que nos quede una masa compacta que colocaremos en el fondo del molde elegido, bien aplastada y sin subirla por los lados. La metemos en el congelador y continuamos con la receta.
  2. Para el relleno pondremos en un bol de la batidora y con la pala, el queso y lo batimos unos minutos hasta que quede cremosos, le añadimos el azúcar y continuamos batiendo.
  3. Ahora el resto lo haremos a mano, integraremos la nata fresca, con el zumo de limón y la vainilla y mezclamos.
  4. Montamos la nata (yo lo hice con un aparato que tengo de Tupperware que es una maravilla y que monta en un minuto y sin esfuerzo y si encima la nata es buena pues más fácil imposible).
  5. Esta nata montada la añadimos con una lengua de silicona y con movimientos envolventes.
  6. Vertemos la mezcla en el molde con las galletas en el fondo y a la nevera un mínimo de seis horas.
  7. Para la salsa de arándanos, ponemos en un cazo los mismos, con la cucharada de azúcar y el jugo de limón y a fuego medio, lo vamos moviendo hasta que veamos que se licúa.
  8. En una tacita ponemos una cucharada de agua fría (siempre fría) para disolver la cucharadita de maicena.
  9. Cuando veamos que la salsa ya esta ligera, echamos la maicena disuelta y removemos dejamos que vuelva a hervir unos minutos.
  10. Esperamos a que enfríe antes de meterla en la nevera.
  11. Decoraremos la porción que vamos a comer con esta rica salsa.

NOTA: yo no vendo Tupperware, pero si quieres que te hable del aparato y como conseguirlo, me escribes, es fantástico.

Siempre me ha gustado Anna Olson y las cosas que hace, así que sabía que este cheesecake iba a estar rico, pruébalo y me cuentas, tanto por aquí como por mi Instagram @dolce_gelucha

No olvides ser feliz. Ahora estamos en Fase 2. Seguimos cuidándonos.