Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Cheesecake de mango sin horno

Hola!! Ahora en verano apetece de postre cosas que no necesiten horno y este es uno de los mejores cheesecake que me he comido porque no tiene esa textura gelatinosa si no todo lo contrario, muy cremosa y eso es lo que me gusta a mí.

Normalmente las cosas que llevan gelatina debemos cuidar la cantidad que ponemos para que no nos pasemos o nos quedemos cortos. La receta la adapté del blog “El mundo eats”, me encanta, no dejen de mirarlo.

El hecho de hacerlo fue porque me regalaron unos mangos y como me gusta probar recetas, no lo dudé y el resultado es magnífico.

He usado un molde desmoldable de 18, para que lo tengan como guía.

La cantidad de mango usada deben ir pesándolos, porque yo los pelo y voy cortando trozos hasta llegar a la cantidad que voy a usar. También algo importante es que si son mangos, deben colarlo porque tienen hebras pero si son mangas no hay problema.

Simplemente lo que hago es que le doy con la batidora de brazo,  lo muelo y ya tengo el puré, no le añado nada, ni agua ni azúcar.

Miren que foto tan bonita, la añadí porque para un cumpleaños también está ideal.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES:

  • 150g de galletas Digestive
  • 60g de mantequilla derretida
  • 300g de queso crema
  • 150g de nata para montar
  • 250g de chocolate blanco
  • 250g de puré de mango
  • Un chorro de zumo de limón
  • 50g de agua
  • 10g de gelatina en polvo (los sobres de Royal son de 10g)
  • 50g de puré de mango para la decoración final

ELABORACIÓN:

  1. Pelo y corto el mango, lo hago  puré y peso las cantidades que voy a hacer. Reservar.
  2. Trituramos las galletas, yo lo hago dentro de una bolsa y las machaco y las mezclo con la mantequilla hasta que se quede una pasta. Cubrimos la base del molde, aplanamos bien y lo colocamos en la nevera.
  3. En un bol ponemos los 50g de agua con la gelatina, removemos y dejamos que hidrate entre 5 y 10  minutos.
  4. Derretir el chocolate blanco en el microondas, cuidado que no se te queme, ve mirando de 30 en 30 segundos.
  5. En un bol ponemos el queso crema y lo batimos hasta que quede cremoso.
  6. Añadimos la nata fría de la nevera y volvemos a batir, no podemos pasarnos para que no se nos corte la nata.
  7. Agregamos el chocolate blanco y mezclamos rápidamente.
  8. Introducimos el puré de mango con el chorro de zumo de limón y  mezclamos bien, hasta que quede todo del mismo color.
  9. Ya la gelatina estará cuajada, la metemos 20 segundo en el microondas y la derretimos.
  10. Sacamos un poco de la mezcla para bajarle la temperatura a la gelatina, removemos bien y la echamos en toda la masa, removemos rápidamente, hasta que se integre por toda la masa.
  11. Sacamos el molde de la nevera y vertemos la masa, aplanamos bien con una espátula.
  12. Con los 50g de puré que reservamos, ponemos cucharadas por encima y con un palillo las removemos un poco para hacer remolinos.
  13. A la nevera, mínimo 4 horas. Yo prefiero hacerlo de un día para otro y que repose toda la noche.

Este cheesecake lo llevé a casa de mi amigo Paco y como quedó un poco, él lo congeló y me dijo que también estaba fantástico, lo sacas un rato antes de consumir y genial. Postre preparado.

No olviden pasar por mi Instagram @dolce_gelucha

Y lo más importante es  que debes ser muy feliz.