Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Cheesecake Japonés

Hola!! el postre de hoy lo he querido hacer desde hace mucho tiempo pero los que veía pues o estaban arrugados o usaban muchos huevos y ustedes saben que si tienen muchos huevos y después me sabe  pues no lo puedo soportar, así que quien me conoce tiene claro que soy muy tiquismiquis con el sabor a huevo en los postres (herencia de mi mami).

Pues después de años (sí años), me decidí, quizá porque no hace aún tres meses que estuve en ese país tan maravilloso,Japón, y te das cuenta como nos puede cambiar la vida en cuestión de días, de horas.   El hacerlo me trae muchos recuerdos y quise colocar unas botellas de C0ca Cola que me traje de allí y así nos quedará ya como recuerdo.

Bueno otro día les hablo de este país, cuando haga una receta del mundo. Ahora vamos a por esta y lo primero es PACIENCIA, si porque necesita mucho mimo y amor y nada de carreras.

Ahora en el confinamiento estoy haciendo postres pequeños, ya que no puedo entregárselos  a nadie así que todo queda en casa. En este caso he usado un molde de 15 x 15  NO DESMOLDABLE, para que al hacerlo al baño maría no exista el riesgo que te entre agua.

OJO CON LAS TEMPERATURAS DEL HORNO PORQUE ES MUY IMPORTANTE. A estas alturas es muy recomendable que tengan un termómetro de horno. (a ver si les hago un post con indispensables de la repostería).

Ahí va la receta.

INGREDIENTES:

  • 3 huevos (separamos las claras de las yemas)
  • 40g de azúcar
  • Agua para el baño maría
  • 60g de leche semidesnatada (esa usé yo)
  • 160g de queso crema (Philadelphia)
  • 35g de mantequilla  sin sal
  • 1/2 cucharadita de vainilla
  • 35g de harina de repostería (sin levadura)
  • Unas gotas de zumo de limón

ELABORACIÓN:

  1. Empapelar el molde que vayamos a utilizar con papel por todos los lados, uno para el fondo y después cortamos una o dos tiras para todo el lateral.
  2. Precalentar el horno a 130º calo abajo.
  3. Lo primero es separar las claras de las yemas.
  4. Para el baño maría ponemos agua en un caldero y tener en cuenta que le vamos a poner otro cuenco encima pero este no puede rozar el agua por debajo, solo que le llegue el calor, con fuego máximo para que hierva rápido.
  5. Desde que hierva el agua le bajamos el fuego y colocamos el cuenco encima con la leche, el queso crema, la vainilla y la mantequilla y vamos removiendo hasta que se derrita y quede una crema suave.
  6. Cuando esté, apagamos el fuego pero dejamos el cuenco encima del agua y le echamos las yemas y mezclamos durante un poco, hasta que se integren bien.
  7. Tamizamos la harina encima y mezclamos bien otra vez, que nos vaya cogiendo consistencia. Apartamos del fuego y seguimos batiendo fuera. Tiene que quedar como una natilla ligera. Reservamos.
  8. Comenzamos ahora  con las claras que le pondremos el limón y empezamos a batir, desde que empiece a espumar, le vertemos la mitad del azúcar y seguimos batiendo, terminamos de echar todo el azúcar, batimos unos segundos más y bajamos la velocidad, porque lo que queremos es un merengue con picos suaves para que  integre bien con la otra mezcla. NO PICOS DUROS.
  9. Con una lengua comenzamos, poco a poco, a integrar las claras en las yemas, con movimientos envolventes, que quede una mezcla brillante y lisa, esto es muy importante.
  10. Al verterlo, le damos unos golpes al molde y lo colocamos dentro de otro molde más grande porque también lo vamos a hornear al baño maría.
  11. Vertemos agua caliente en el molde grande y al horno, uno dentro del otro.
  12. Estará en el horno 1 hora con calor solo abajo y en este momento le ponemos calor arriba y abajo y lo dejaremos unos  minutos más (que veamos que se pone dorado por encima). Ojo con los hornos, porque no todos son  iguales.
  13. Apagamos el horno, abrimos la puerta un poco y lo dejamos allí dentro unos veinte minutos.
  14. Sacamos y dejamos que enfríe por completo en el molde antes de desmoldar.
  15. Meter en la nevera unas cuantas horas (yo lo hice por la noche y lo comimos al día siguiente).
  16. Decoramos con azúcar glass.

IMPORTANTE: pasar por mi Instagram para que puedan escuchar el sonido que hace cuando lo cortamos, es sobrenatural @dolce_gelucha

Como ven no es que sea un postre sencillo, aunque siempre busco que lo sean, pero en este caso merece la pena dedicarle un poco de tu tiempo porque el resultado es tremendo. Si lo hacen me gustaría que me lo contaran porque es muy muy rico.

Les deseo la mayor de la felicidad.