Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Ispanakli Kek o Musgo del bosque

Receta de Ispanakli kek

Esta tarta la preparé para el cumpleaños de mi hermana Lourdes, ella es mi super catadora y quería hacerle algo distinto y creo que lo logré. Gustó mucho a grandes y a pequeños. Al principio pensaron que era salada por el color, pero al probarla quedaron encantados.

Según he ido leyendo, esta tarta es común en Turquía (es uno de mis lugares por visitar), y su nombre significa pastel de espinacas. Su sabor está intensificado con el limón y hace que nos parezca espectacular.

Yo recomiendo hacer la tarta en dos moldes de 15′ y así será mucho más fácil, pero también lo podemos hacer en un molde alto de la misma medida y lo único que hay que hacer es cortarlo a la mitad cuando lo vayamos a rellenar. Los recortes nunca se deben tirar, en este caso los voy a usar desmigados para la decoración.

Receta de Ispanakli Kek

Las cremas de queso también las puedes cambiar a tu gusto, poniendo nata o el típico frosting de queso, ya esto va a gusto de los que se la van a comer.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

  • 350g de espinacas frescas
  • 3 huevos L
  • 190g de azúcar
  • 240g de aceite de girasol
  • 280g de harina
  • Una pizca de sal
  • 12g de polvo de hornear
  • el zumo de un limón
  • Ralladura de un limón

Para el relleno:

  • 250g de crema de queso
  • 100g de mascarpone
  • 3 cucharadas de azúcar glas

Para decorar:

  • Fresas, frambuesas y arándanos.

ELABORACIÓN:

  1. Yo utilizo la bolsa de espinacas listas para usar del supermercado y les retiro un poco el tallo de las que lo tengan muy largo.
  2. La introducimos en un cuenco y  trituramos hasta obtener una textura muy cremosa.
  3. Añadimos el zumo de limón, mezclamos y reservamos.
  4. Precalentamos el horno a 170º.
  5. Preparamos los dos moldes de 15’, o uno solo de la misma medida, engrasamos y ponemos papel en el fondo.
  6.  Tamizamos la harina, el polvo de hornear  y la sal y reservamos.
  7. En un bol, yo uso la KA, añadimos los huevos con el azúcar y batimos con las varillas hasta que quede una mezcla muy cremosa. Debe quedar una textura esponjosa y que haya aumentado su volumen.
  8. Incorporamos el aceite poco a poco sin parar de batir y a velocidad baja.
  9. Añadimos las espinacas que teníamos reservadas junto con la ralladura de limón.
  10. Incorporamos la harina, con el polvo de hornear y la sal,  poco a poco y manualmente con una espátula.
  11. Vertemos la mezcla en los moldes y después de 30′ hay que vigilar hasta que veamos que están hechos. Ya saben que los hornos son todos distintos.
  12. Sacamos y dejamos  templar un poco.
  13. Desmoldamos y los colocamos encima de una rejilla.
  14. Ese mismo día no lo rellenamos, lo envolvemos con film y  lo ponemos en la nevera.

Relleno:

  1. En un bol  añadimos la crema de queso junto con el mascarpone y el azúcar y con las varillas batimos hasta integrar. Pasamos la mezcla a una manga para decorar.
  2. Si vemos que los bizcochos no están parejos,  los cortamos con una lira o un cuchillo para tenerlos rectos.
  3. Rellenamos el bizcocho con la crema y con la fruta troceada  y si queremos lo cubrimos por fuera, depende de que te guste ver el color verde o sea una sorpresa al corte. Decoramos por encima con más crema,  con las fresas, las frambuesas y los arándanos. Yo desmigué un poco el corte que le hice a los bizcochos para dejarlos rectos a modo de más musgo.

Receta de Ispanakli Kek

Ya no puedo decir nada más, solo que su sabor está increíble y su textura jugosa, húmeda y tierna, se puede apreciar en el corte.

Esto es todo por hoy. Ya saben, sean felices.