Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Käsekuchen o tarta de queso alemana

Hola!! El  fin de semana pasado me llamaron para pedirme una tarta de queso que no conocía, la alemana con Queso Quark y me puse manos a la obra.

Creo que es una tarta con un sabor muy delicado y nada dulce, verdaderamente es una exquisitez, entiendo que los alemanes hagan cola para merendar un trocito.

En cuanto a la receta, la original lleva unos polvos para hacer flan llamados Vanillepuddingpulver, lógicamente que no se encuentra y la gente lo sustituye por preparados para flanes. Yo no he querido sustituir ese ingrediente por otro alternativo de aquí (seguramente lo haré para probar) y por eso es usado la receta de Alma Obregón, y como siempre, sabor y textura exquisita.

El molde utilizado es uno de 23′ desmoldadle, que tengo de Ikea y que funciona genial, lo engraso bien y si quieres le pones papel en el fondo.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES:

Para la base:

  • 120g de mantequilla pomada de La Irlandesa
  • 125g de azúcar
  • 250g de harina
  • 1 huevo

Para el relleno:

  • 500g (dos de 250g) de queso Quark no light
  • 400ml de nata para cocinar de La Irlandesa
  • 120ml de aceite de girasol o de oliva suave
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de maizena
  • 140g de azúcar
  • 1 cucharadita de estrato de vainilla

ELABORACIÓN:

  1. Engrasamos un molde de 23 (también puede ser de 25′) y vamos precalentando bol horno a 170º, calor arriba y abajo.
  2. Primero hacemos la base y para ello ponemos en la batidora y con la pala, la mantequilla con el azúcar y la dejamos cremosa.
  3. Añadimos el huevo ligeramente batido y seguimos mezclando y por último la harina, haremos una bola, la metemos en papel film y a la nevera hasta que hagamos el relleno.
  4. En otro bol ponemos el queso Quark, la maicena y el azúcar y mezclamos bien con el globo.
  5. Añadimos el aceite y los huevos ligeramente batidos y seguimos removiendo hasta que esté todo mezclado.
  6. Por último, la nata con la vainilla y terminamos de incorporar.
  7. Sacamos la masa de la nevera y la vamos acomodando en el fondo del molde y subimos como unos 4cm por los lados, que quede alto. Esto lo vamos haciendo con las manos, pegando trozos, porque la masa es muy maleable y nada pegajosa.
  8. Horneamos aproximadamente una hora, yo pincho para saber si está y después apagamos y la dejamos dentro 30 minutos más.
  9. Pasado este tiempo, lo sacamos y esperamos hasta que enfríe para meterlo en el frigorífico, mínimo 4 horas, antes de desmoldar para servir.

NOTA: Para que no se nos queme por encima, yo a mitad de la cocción le pongo un papel alba y así el calor no incide en ella y no me cambia mucho el color.

Solo espero que les guste tanto como nos gustó a nosotros, porque hice uno en casa el día antes para saber como se comportaba, pero es muy sencillo y merece la pena.

Si te gustan los cheesecakes este te va a encantar. Pasa por mi Instagram @dolce_gelucha para que no te pierdas los vídeos.

Por cierto, ya hoy me puse la segunda dosis de la vacuna para La Covid-19, espero que tenga suerte y me funcione, aunque entiendo que nada en milagroso.

Sean muy felices.