Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Merengue Suizo

Hola!! Otro de los básicos ricos, ricos es el merengue. En este caso vamos con el merengue suizo que es más sencillo de preparar que el italiano y es más consistente que el francés. No es tan estable como el italiano, pero aguanta perfectamente en tartas y tartaletas.

Para hacerlo podemos usar las claras de otros postres y que nos hayan sobrado porque a mi las pasteurizadas no me dan buen resultado pero cada uno decide cuales usar.

A  mi me gusta usarlo en preparaciones en crudo ya que como las claras se calientan pues hay un menor riesgo.

Importante que donde lo vayamos a montar no tenga grasa y que no nos caiga nada de yema en las claras.

Para terminar de dejarlo bonito, lo podemos poner en una manga y decorar lo que queramos o simplemente darle forma con una cuchara a la elaboración que queramos y por último un poco de soplete para darle un bonito color, sin pasarse.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES:

  •  3 claras frescas
  • 200g de azúcar blanquilla
  • Unas gotas de limón (opcional)

ELABORACIÓN:

  1. Ponemos las claras con el azúcar al baño María.
  2. No paramos de remover y desde que esté disuelto el azúcar y que las temperatura no pase de 60º, lo pasamos a la batidora.
  3. Añadimos unas gotas de limón (opcional).
  4. Comenzamos a montarlo con velocidad media-.alta,  a punto de nieve hasta que el bol de la batidora ya no esté caliente. Nos quedarán unos preciosos picos.
  5. Pasamos el merengue a una manga o decoramos con la cuchara de forma rústica.

No debemos olvidar que el merengue no lo tenemos que consumir en un tiempo no muy largo porque podría desprender un agua, pero he de decir que lo usé en unas tartaletas y al día siguiente estaba aún increíblemente duro y consistente.

A mi el merengue me vuelve loca y lo malo es que no lo suelo usar mucho. Espero acostumbrarme porque no da casi nada de trabajo y está muy rico.

No olviden ser muy felices y más ahora que es veranito.