Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Semifrío de vainilla y frutas del bosque

Hola!! Los semifríos son ideales para el verano, lo que pasa es que necesitan su tiempo y dedicación.

En este caso, he cogido una receta de Pamela de Quiero Cupcakes y la verdad que es una de las más sencilla que hay porque vamos a utilizar ingredientes de andar por casa y nada extraño,que  quizá nos facilite la receta pero que nos será, por lo menos a mi, mu difícil de conseguir.

Importante también que cuando ya lo glaseamos hay que consumirlo en ese día, porque si no comienza a soltar líquidos.

También decirles que para glasearlos deben sacarlos del congelador y respetar siempre la temperatura, si no, no nos saldrá un glaseado que no corra por el semifrío y se nos quedará un pegote.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES:

Para la mousse de vainilla:

  • 15g de gelatina en polvo
  • 70ml de agua fría
  • 400ml de nata
  • 100g de azúcar
  • 375g de yogur natural sin azúcar
  • 2 cucharaditas de vainilla

Para el relleno de frutas del bosque:

  • 7g de gelatina en polvo
  • 30ml de agua fría
  • 160g de frutas del bosque congeladas (Mercadona)
  • 40g de azúcar
  • 200ml de nata

Para el glaseado espejo:

  • 10g de gelatina en polvo
  • 120ml de agua
  • 150g de azúcar
  • 100ml de leche condensada
  • 150g de chocolate blanco
  • colorante rojo

ELABORACIÓN:

Para el relleno de frutas del bosque:

  1. Preparo un aro de tamaño más pequeño que el molde de corazón y lo forro con papel film para que tenga una base y lo coloco encima de una bandeja.
  2. Mezclo la gelatina con el agua fría para hidratarla 10 minutos. Pasado este tiempo la metemos en el microondas para derretirla y reservamos.
  3. En el vaso de la batidora trituramos las frutas con el azúcar y cuando tengamos el puré le añadimos la gelatina derretida sin parar de remover.
  4. Batimos la nata fría 2 o 3 minutos a velocidad media alta hasta que quede medio montada, que no quede dura.
  5. Incorporamos la nata a la mezcla de frutas poco a poco y a mano y suavemente.
  6. Vertemos la mezcla en el molde que teníamos y a la nevera un mínimo de 4 horas.
  7. Yo encima de papel de horno dibujé un corazón más pequeño que el molde donde lo iba a meter y antes de colocarlo en el centro del la mezcla con un cuchillo le dí esa forma.

Para la mousse de vainilla:

  1. Preparo el molde elegido con un poco de aceite de girasol, con un papel.
  2. Mezclamos la gelatina con el agua fría para hidratarla y la dejamos 10 minutos. Pasado el tiempo la derretimos en el microondas y reservamos.
  3. En un bol batimos la nata fría durante 2 minutos.
  4. Sobre la nata añadimos el azúcar, la vainilla, el yogur y la gelatina derretida. Mezclamos un minuto más o menos, pero cuidado para no cortar la mezcla.
  5. Vertemos en el molde la mitad de la mezcla y desmoldamos el relleno de frutas del bosque, lo introducimos en la mezcla anterior y cubrimos con el resto de la mezcla.
  6. Alisamos la superficie muy bien y lo llevamos al congelador mínimo 6 horas, hasta que se congele. Mejor de un día para otro.

Para el glaseado espejo:

  1. Hidratamos la gelatina con 45ml del agua durante 10 minutos.
  2. En un cazo ponemos al fuego medio 75ml del agua, el azúcar y la leche condensada, No paramos de mezclar para que no se pegue. Desde que empiece a hervir bajamos el fuego y añadimos la gelatina hidratada. Mezclamos.
  3. Agregamos el chocolate blanco y removemos para que se nos funda. Apartamos del fuego. incorporamos el colorante rojo y removemos bien hasta conseguir el color deseado.
  4. Dejamos a temperatura ambiente hasta que alcancen la temperatura de 35º, no menos porque se quedará muy espeso.
  5. Desmoldamos la mousse que tenemos en el congelador y la colocamos encima de una rejilla con un plato grande debajo.
  6. Vertemos el glaseado encima de la mousse congelada y que llegue a todos los lados, sin pasarle espátula, porque a esa temperatura correrá por encima hacia abajo.
  7. Yo recogí lo que se había caído en el plato y rápidamente se lo volví a verter, debe ser muy rápido para que no se solidifique.
  8. Limpiamos los bordes y lo colocamos en el lugar decidido. Yo hice una base de galletas y mantequilla redonda.
  9. Mantener en la nevera para que se vaya descongelando. Y siempre en el frigo. Sacarla un poco antes de consumir.

Verdaderamente queda muy bonito pero tiene su trabajo. A mi me encantó hacerlo aunque en casa gusta a a unos si y a otros no pero este era para el cumpleaños de Carlos porque a él le encantan los semifríos.

No olviden pasar por mi Instagran que suleo colgar algún que otro vídeo @dolce_gelucha y si tiene alguna duda me preguntan por mensaje de instagram que las responderé encantada.

Y a ser muy felices.