Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Tarta Red Velvet

Receta de Tarta Red Velvet

Hola!!! Hoy vamos con una de las tartas más lindas y más ricas , por lo menos para mi hermana Lourdes, que es su preferida y por eso se la hice para su santo y aprovechando la semana de San Valentín le dí un toque romántico haciéndola en forma de corazón en formatos individuales.

En Estados Unidos es una de las tartas más famosas, la puedes encontrar en todas las pastelerías con ese frosting de queso que la hace irresistible, junto con la Carrot Cake, la de zanahoria. Otro día les enseño la de zanahoria y así vosotros podéis elegir cual les gusta más. Yo a día de hoy no me puedo decidir, me chiflan las dos.

La he hecho muchas veces y en diferentes formatos, tarta toda cubierta con la crema, tarta desnuda, en vasitos, en cupcakes y hoy en forma de corazón. Así que tenéis donde elegir, todos quedan preciosas. Esta receta es de Alma Obregón. Puedo decir que la pasión repostera me entró con ella después de verla en Divinity en su programa de Cupcake Maniacs, y cada vez que viene a Canarias intento ir a sus cursos, ya que en persona es más genial aún.

Ahí va la receta para las mini tartitas, pero si doblan los ingredientes pueden hacer los bizcochos en tres moldes de 18′ o en uno de 18′ y lo cortan en tres capas, para hacer una naked cake. Yo lo voy a hacer en una bandeja para que salga una capa fina y así poder cortar los corazones con el cortados de galletas.

Receta de Tarta Red Velvet

*Con respecto al colorante, si queremos un buen color rojo sin tener que echar el bote entero, debemos usar uno bueno y para mí el mejor es el Extra Red de Sugarflair. El rojo será rojo y no rosa o marrón.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES:

Bizcocho:

  • 125ml de leche
  • 1 1/2 de zumo de limón
  • 1/2 cucharadita de colorante rojo *
  • 160g de azúcar
  • 60g de aceite de girasol o de oliva suave
  • 1 huevo L
  • 150g de harina
  • 1 cucharada de cacao sin azúcar, tipo valor
  • 1  1/2 cucharadita de pasta de vainilla
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana o blanco

Crema de queso:

  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300g de icing sugar
  • 125g de queso tipo Philadelphia

ELABORACIÓN:

  1. Ponemos la leche en un vaso y le echamos el limón y reservamos, estamos haciendo la buttermilk.
  2. Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.
  3. Engrasamos los moldes seleccionado.
  4. En un bol ponemos el aceite, el azúcar y los huevos y batimos hasta que quede cremoso.
  5. En el vaso de la buttermilk ponemos el colorante y removemos, así vemos el color que nos gusta y no nos queda ningún pegote de colorante en la masa, ya que lo disolvemos.
  6. Bajamos la velocidad y añadimos la harina con el cacao, previamente tamizados y la vamos alternando con la leche.
  7. En una tacita ponemos el bicarbonato y le añadimos el vinagre y desde que burbujee lo añadimos a la mezcla y lo mezclamos.
  8. Terminamos añadiendo la vainilla y mezclando.
  9. Repartimos la masa en el molde o los moldes seleccionados y al horno.
  10. Si es la masa para la capa fina, con 12 minutos tendremos, si cogemos el doble de las cantidades, estará unos 30 minutos pero vigilamos y pincharemos. Si usamos un solo molde tardará un poco más, así que tendremos que vigilar después de los 35 minutos.
  11. Desde que podamos coger el molde con las manos, desmoldamos y colocamos el bizcocho encima de una rejilla hasta que enfríe.
  12. Comenzaremos a hacer la crema de queso, en la batidora, con el globo, pondremos la mantequilla y el icing sugar tamizado y batimos hasta que quede una mezcla cremosa.
  13. Añadimos el queso frío de la nevera y batimos hasta que coja la consistencia durita.
  14. Preparamos una manga con la boquilla que vayamos a usar, o sin boquilla y extendemos la mezcla con una paleta. Reservamos.
  15. Con un cortados de galletas en forma de corazón, recortamos la masa y comenzamos a montar las tartitas, poniendo crema entre piso y piso y decorando al final con más crema y migas del bizcocho.
  16. Si lo hacemos con un molde, cortamos las capas y el procedimiento es el mismo.

Bueno, parece complicado pero no lo es, y lo bueno que es una de las tartas que gusta a todo el mundo, por su sabor, por su presencia, por su color, bueno, no tenéis más que hacerla y contarme que tal les ha salido y si tenéis alguna duda, también.

Receta de Tarta Red Velvet

A disfrutar del día de los enamorados, con o sin pareja, disfruta de tí mismo/a y de los seres que te rodean y merecen la pena. Ya saben, a ser felices.