Saltar al contenido
Dolce Gelucha

Judias Negras con arroz blanco

Hola!! Esta es una de las recetas que hago hace muchos años, pero el otro día mi amigo Jose, me mandó un audio con su receta, que tiene algunas variaciones con la mía y han quedado espectaculares.

En casa el grano gusta bastante y a mis hijos también, por eso lo suelo hacer, ya sean garbanzos, judías o lentejas.

Esta receta tiene unos pocos pasos pero no es difícil, lo único que he usado algo que hacía mucho tiempo que no sacaba, la olla, pero ustedes la pueden hacer directamente en el caldero pero sabiendo que el tiempo de cocción será un poco mayor.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES:

  • 1/2 Kilo de judías negras (frijoles)
  • Sal marina al gusto
  • Una cebolla grande
  • AOVE
  • Pimienta negra (cuatro granos)
  • Un clavo
  • Un poco de orégano
  • Pimentón dulce
  • Compango asturiano
  • Agua que tape las judías
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Arroz blanco para acompañar

ELABORACIÓN:

  1. El día anterior ponemos en remojo las judías, por la noche le cambiamos el agua y seguimos dejándolas de remojo hasta el día siguiente.
  2. La metemos en la olla con un poco de agua, que las tape, un poco de sal y un paquete de compango asturiano sin trocear. Desde que suene la dejamos entre 20 o 30 minutos (mirar instrucciones del paquete).
  3. En un cazo chato y grande, aparte, ponemos a sofreir en aceite de oliva una cebolla grande en trozos chiquititos, con un poco de pimienta negra, un clavo, un pizca de comino, orégano y a pochar.
  4. Cuando esté todo pochadito le echamos un poco de pimentón dulce y lo tenemos unos minutos más.
  5. Una vez terminadas las judías, las vertemos encima de este sofrito con el agua de haberlas guisado, la cantidad que tú quieras, yo no se la eché toda para que no se me quedasen muy aguadas.
  6. Le echamos 1/2 vaso de vino blanco y mezclamos bien.
  7. Le damos un hervor y bajamos a fuego lento durante una media hora.
  8. Al momento de servir en cuando troceo el compango, para que no desgrase demasiado.
  9. Dejar reposar; es mucho mejor después de un rato de reposo, si es un par de horas, pues mejor aún.
  10. Para acompañar, yo usé arroz blanco, pera ya es a vuestra elección

NOTA: también puedes sacar el compango una vez se hagan las judías y dejarlo aparte hasta el final del guiso. Después lo calentamos un poco y lo cortamos a trozos antes de servir.

Esta comida es contundente, te quedas muy bien comido y nada pesado. Merece la pena no olvidarnos de estas comidas que hacían nuestra madres y que ya casi ni se ven. No dejen de hacerla y me cuentan.

Pasen por mi Instagram @dolce_gelucha

Y sean muy felices.